Gerardo Franco Overcomes Major Setbacks to Become Pro

RYDF is excited to share Gerardo Franco Gonzalez’s inspirational story.   Gerardo is 19 years old and is currently ranked #7 by the World Racquetball Tour (WRT). He was also awarded the WRT Sportsmanship Award in the 2016-2017 season.

TeenBoy.jpg

Born in Mexico, Gerardo began playing at a very young age and fell in love with the sport. Not long after taking up racquetball, he began entering tournaments, eventually winning titles at the state, national, and junior world level.

In May 2012 Gerardo faced a life changing challenge. During a match, Gerardo fell through a back wall glass door. The horrific accident left both arms badly cut with multiple deep incisions. He severely damaged muscles, tendons, ligaments, nerves, and blood vessels. He also suffered significant blood loss, and arrived at the hospital in a life-threatening state. After more than 10 hours of surgery, doctors were able to save his arms, even though amputation was more likely to save his life.

Gerardo recalls not being completely aware of what had just happened to him. His only initial thought was that he would not be able to play the next two tournaments Despite his unstable condition and the physicians’ uncertain prognosis Gerardo always believed he’d go back on court and play. “Why can’t I play again?” he said. “If this is what I love the most.  It’s not like I´m dead. I am in one piece and I still have my arms. Of course I can!”

Gerardo was in bed for a week with casts on both arms before he began walking. For a long time, he was unable to move his arms, and normal day would require a lot of patience. Slowly, day by day, he started working and finger by finger, he learnt how to grab a racquet.

Rehab has been challenging. Doctors insisted Gerardo had more surgery to reduce the chances of problems later in life. The additional operations slowed his recovery but helped his long-term mobility. He still deals with sensory and mobility issues, particularly in his left arm and hand. Gerardo has significant adherences (fibrosis) in the wrist and finger extensors, limiting flexion movements for a couple of fingers, excluding the thumb.  He also experiences numbness in several parts of the arm, forearms, wrist, and fingers.

Despite sometimes feeling helpless, he persevered and returned to school for the last two weeks of classes. With the unconditional support of his mom and sisters, and with the help and collaboration of his friends at school, Gerardo made it through the school year.

One of positive outcomes from Gerardo’s accident was the response from the racquetball community. For example, the San Luis Potosí State Racquetball Association and some coaches helped to organize several fundraising tournaments to help pay for his second surgery.

Over time, Gerardo fought his way back onto the court. Seven months after his accident., he won the Handicap Open Division on December along with Daniel De La Rosa.  Three months later in February 2013, he qualified for the Olimpiada Nacional (Mexican Junior National Event that includes all sports) held in Guadalajara and won a medal. Two years later, Gerardo turned professional and earned a semifinal spot in his first outing at the WRT pro stop in Colombia. From there, he joined Team Gearbox and went on Tour to many tournaments in Mexico and the US, including the 2015 US Open Championships.

Gerardo had an additional surgery in March of this year. During the procedure, the surgeon found a retracted nerve which cut during the accident. They grafted a nerve to the end and removed adhesions (scar tissue) developed since the accident.  These repairs allows him to open his hand. Today, he still experiences numbness in his thumb, index, and ring finger. His right thumb has no flexion movement, and he does not have full extension of his left elbow.

Gerardo likely faces at least one more surgery for his left arm but for now is holding off.  He feels very good about his condition, is capable of doing his basic activities with no limitations in his right arm.

He quickly went back on court, and in July he participated in the 2016 Olimpiada Nacional in Tijuana, winning a silver medal.

Last year, Gerardo graduated from high school before taking a sabbatical year from school which has allowed him to play fulltime on tour and learn a new language (Portuguese). He’s applying to the Universidad Autonoma de Nuevo Leon to study aeronautical engineering this fall. He’s been awarded with a sports scholarship that the university grants to notable athletes, allowing him to study and compete simultaneously.

Throughout his considerable struggles Gerardo grateful to those who’ve helped him overcome many obstacles. “I am not doing this on my own,” he said. “Everything I have done and I am doing right now is a sum of efforts. My mom and sisters have always been there for me, and I share my achievements with all the people who helped organize the fundraising tournaments, those who played them, and everyone who bought a T-shirt and supported my cause. They are now part of the success I have achieved.”


En esta edición del boletín de RYDF presentaremos la historia de Gerardo Franco González una de las jóvenes promesas del raquetbol quien actualmente se encuentra en la posición número 7 del ranking del World Racquetball Tour (WRT), galardonado con el premio al Espíritu deportivo o Deportividad (Sportsmanship Award) en 2016 y 2017 por el WRT.

Gerardo Franco nacido en México el 24 de Julio de 1998, empezó desde muy temprana edad a desarrollar una gran pasión por el raquetbol ha sido campeón nacional y mundial a lo largo de diferentes divisiones juveniles, sufrió un lamentable accidente en mayo de 2012 cuando atravesó una puerta de cristal mientras jugaba con sus amigos, con 13 años de edad  sobrellevo una situación crítica, en sus brazos tenía cortadas profundas que penetraron hasta sus tejidos blandos (músculos, tendones, arterias, venas, ligamentos), llego al hospital con algunas dificultades debido al gran volumen sanguíneo que había perdido desde el incidente y durante el trayecto, en ese momento se sometió a una complicada cirugía que duro más de 10 horas y que afortunadamente le salvo sus brazos de una amputación.

Nos cuenta, que en ese momento aún no comprendía la magnitud de lo que estaba viviendo, lo único en lo que podía pensar era en que no podría jugar los siguientes 2 torneos, a pesar del pronóstico reservado y con posibles complicaciones emitido por los médicos, él se dijo a sí mismo que regresaría a jugar. En sus palabras comento “¿Por qué no voy a jugar? Si es lo que más me gusta… no estoy muerto ni me amputaron el brazo izquierdo. ¡Por supuesto que puedo!

Estuvo una semana en cama y después empezó a caminar pero sin la funcionalidad de sus brazos puesto que estaba enyesados. Un día normal era levantarse y ser muy paciente, la impotencia generada por la limitación en ese momento era desesperante, sin embargo persevero, regreso a la escuela para las 2 últimas semanas de clases, entendían su situación y junto con el apoyo de su madre, sus hermanas y sus amigos termino los proyectos y tareas para finalizar el año escolar.

Su rehabilitación empezó algo tarde, las cosas se pusieron difíciles en casa pero afortunadamente con un mes de terapia para el brazo derecho tuvo grandes avances, a pesar de que recién ocurrió el accidente los médicos le comentaron que mientras más pronto se realizara la segunda cirugía mejor pronóstico tendría. Esto le genero algunas secuelas como consecuencia de la fibrosis generada en los tendones imposibilitando la extensión de los dedos así como pérdidas de sensibilidad importantes desde el codo hasta la mano.

Se organizaron varios torneos para financiar la segunda cirugía y gracias a la Asociación Potosina de Raquetbol, los entrenadores y la gente que participo en ellos.

Aún con los brazos enyesados, él empezó a usar los pies y poco a poco, conforme le quitaban yeso o férula, fue agarrando la raqueta, dedo por dedo, se las ingenió con las herramientas que tenía para empuñar de nuevo la raqueta con algunas variantes que el adaptó.  Para diciembre de 2012 jugó y gano la división de dobles con ventajas haciendo mancuerna con Daniel de la Rosa, en febrero participo en el selectivo estatal rumbo a la Olimpiada y a partir de ahí logro volver al podio durante la Olimpiada Nacional en Guadalajara.

Su incursión al raquetbol profesional fue oficial en mayo de 2015 participó  su primer torneo profesional en el extranjero fue una parada del World Racquetball Tour en Colombia llegando hasta semifinales y en septiembre se fue de gira con la escuadra de Gearbox a diversas paradas del tour profesional y al US Open.

Al salir de la segunda operación en marzo de 2016, encontró su brazo completamente vendado así como la mitad de su pierna. En la intervención tuvieron que tomar un injerto de nervio de 30 cm de su pierna izquierda a su brazo, afortunadamente el cirujano localizo a nivel de la axila el nervio que al momento del accidente había sido trozado y se encontraba retraído, pero vivo y funcional, lo desdoblaron pero no contaba con la longitud suficiente para fijarlo nuevamente así que fusionaron el injerto con su nervio original, a nivel de mano y muñeca liberaron los tendones que se habían fibrosado y engarrotado de modo que pudiera abrir su mano. A la fecha sus dedos pulgar, índice y anular presentan sensibilidad disminuida y el pulgar derecho no realiza flexión, los músculos de la mano izquierda están atrofiados y no logra completa extensión del codo izquierdo

En teoría se requieran 2 cirugías, una por cada brazo pero el decidió que ya no quería someterse a una segunda intervención, él se siente muy bien y es capaz de realizar todas sus actividades sin limitación con su brazo derecho.

Para junio del 2016 ya se encontraba de vuelta en la cancha y en julio obtuvo la medalla de plata en la olimpiada nacional con sede en su natal San Luis Potosí. En ese mismo año lo galardonaron con el Sportsmanship Award como mejor jugador dentro y fuera de la cancha.

En 2017 termino el bachillerato y decidió tomar un año sabático para jugar de tiempo completo y aprender un nuevo idioma, optando por el portugués. En agosto de este año planea ingresar a la facultad de ingeniería de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) donde iniciará la carrera de Ingeniería Aeronáutica en Monterrey. Gracias al deporte busca entrar en la UANL, que es reconocida por tener en su matrícula a grandes atletas que como el buscan llevar de mano el deporte y los estudios, sin ese apoyo que da la universidad sería muy complicado llevar a cabo esta meta.

Para cerrar nos comenta “Todo lo que he hecho y estoy haciendo nunca ha sido solo, siempre han estado mi mamá y mis hermanas apoyando, también gracias a la gente que participó en los torneos, compró playeras y que han aportado a mi causa se incluyen en los logros que he conseguido.”